Escúchalo ahora gratis con tu suscripción a Audible

Después de los 30 días, 9,99 €/mes. Cancela cuando quieras
Disfruta de forma ilimitada de este título y de una colección con 90.000 más.
Escucha cuando y donde quieras, incluso sin conexión
Sin compromiso. Cancela gratis cuando quieras.
Compra ahora por 4,99 €

Compra ahora por 4,99 €

Paga utilizando la tarjeta terminada en
Al confirmar tu compra, aceptas las Condiciones de Uso de Audible y nos autorizas a realizar el cobro mediante los métodos de pago por ti designados. Por favor revisa nuestra Política de Privacidad, Política de cookies y Aviso sobre anuncios basados en intereses

Resumen del editor

Lo imaginamos caminando con un aire de desdén, desgarbado y sucio, mofándose de la idea de patria o polis. Vestido con un burdo manto y con su morral a la usanza de su maestro, Diógenes de Sinope, apodado "el Perro", proclamaba ser "ciudadano del mundo", después de renunciar a su fortuna y a su estatus privilegiado. Era la Grecia del siglo IV a. C., recientemente sometida por los ejércitos de Alejandro Magno, y el malestar de la época se manifestaba de varias maneras. Una de ellas fue expresada con la extrema irreverencia y espontaneidad de unos extraños filósofos, los cínicos. A diferencia de Diógenes, nuestro personaje era agradable de trato; todos estaban bien dispuestos a acogerle en sus hogares, lo cual se evidenciaba por la inscripción en el dintel de algunas casas: "Entrada para Crates, buen genio". Protagonizó, junto con Hiparquia, su adinerada y hermosa pupila, una de las más curiosas y tiernas historias de amor de la tradición filosófica, y muchas de sus anécdotas han sido contadas por el célebre historiador de filósofos Diógenes Laercio en su obra "Vidas de los filósofos". La historia de amor entre el filósofo y poeta cínico Crates y la bella y rica Hiparquia, quien abandonó su dote y posición privilegiada para seguir a su amado Crates y a la secta del Perro ha inspirado la febril imaginación de poetas y escritores de todas las épocas. Por su actitud contraria a los convencionalismos de su época, con toda justicia se le puede considerar a él y a los cínicos como lejanos antecesores de los hippies y los beatniks de la segunda mitad del siglo XX.

©2015 Online Studio Productions (P)2015 Online Studio Productions

Lo que los oyentes dicen sobre Crates

Calificaciones medias de los clientes

Reseñas - Selecciona las pestañas a continuación para cambiar el origen de las reseñas.